¿Por qué Antigua & Barbuda?

Antigua y Barbuda es la plaza financiera más significativa del Caribe siendo miembro principal de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD) cuyo propósito es suministrar un vehículo en donde Gobiernos de la región podrán trabajar juntos para compartir experiencias y encontrar soluciones a problemas comunes. De igual manera la OECD trabaja con gobiernos para comprender que es lo que estimula los cambios económicos, sociales y del medioambiente. La OECD conjuntamente con la FSRC, trabajan para medir la productividad y el flujo global de comercio e inversiones, efectúan análisis y comparan información para poder predecir futuras tendencias. También fijan estándares internacionales para una amplia gama de renglones, desde agricultura e impuestos, y para la seguridad de químicos.

También la OECD observa los factores que afectan directamente la vida de personas a diario; por ejemplo: cuanto pagan en impuestos y seguro social y cuanto pueden disfrutan de tiempo libre. Se compara los diferentes sistemas escolares, como están preparando la gente joven para la vida moderna, y como el sistema de jubilaciones de cada país cuidará de sus ciudadanos mayores en su vejez. Al obtener esta información de experiencias de la vida real y pudiendo recomendar políticas diseñadas a mejorar la vida cotidiana de la gente, OECD trabaja con la fuerza del comercio, a través del Business and Industry Advisory Committee, y con la fuerza laboral, a través del Trade Union Advisory Committee. También tiene contactos activos con otras organizaciones de la sociedad civil. El factor común de nuestro trabajo es el compromiso compartido a economías de mercado que están respaldadas por instituciones democráticas y están enfocados en el bienestar de sus ciudadanos. Al andar por este camino, también estamos determinados a hacerle la vida difícil a todas aquellas personas con fines terroristas, que buscan evadir impuestos, hacer negocios inescrupulosos o llevar a cabo acciones que corroen a una sociedad justa y abierta.

Desde el año 2.004 hasta el 2.011 la cartera de depósitos ha crecido en un 64% colocándose en 1.700 billones de US$.

Durante el mismo periodo se han logrado rendimientos históricos estables que han venido incrementándose constantemente llegando en el 2.011 a generar más de 114 millones de US$